Login

Cabel cabecera

Spanish English
Jueves, 24 Diciembre 2015 08:03
Valora este artículo
(0 votos)

Geberit perfecciona la durabilidad y el diseño de los sifones de lavabo para un mejor desagüe

Geberit perfecciona la durabilidad y el diseño de los sifones de lavabo para un mejor desagüe. Geberit perfecciona la durabilidad y el diseño de los sifones de lavabo para un mejor desagüe.

Con el fin de satisfacer las necesidades de cada profesional, Geberit ofrece una amplia gama de sifones, que han sido diseñados para ofrecer los más altos niveles en fiabilidad, facilidad de montaje, funcionalidad, y por supuesto, en estética. Así, con simplicidad, innovación y durabilidad, los sistemas de instalación Geberit para el lavabo son la mejor solución para mejorar el bienestar y la sofisticación en el cuarto de baño, logrando una mejor calidad de vida para el usuario.

Los sifones antiolores Geberit para lavabos son duraderos, fáciles de instalar y han sido diseñados para favorecer un flujo perfecto, garantizando una vida útil prolongada y protegiendo contra la corrosión de las tuberías. Geberit utiliza tecnología de simulación animada por ordenador para desarrollar los sifones y poder ofrecer así, una alta capacidad de desagüe y efecto de autolimpieza para evitar la obstrucción.
 
Son adecuados para cada situación de construcción, ya sea en pared ligera o en pared de obra; y permiten un montaje visto o empotrado. Fabricados en plástico de alta calidad, están disponibles en uno o dos acabados: cromado brillante y blanco alpino. Y la gama se compone de sifón de botella, sifón empotrado, sifón ahorra espacio y el clásico sifón curvo.
 
El sifón de botella Geberit, que oculta el sifón dentro de un bonito diseño cilíndrico, se puede integrar de forma elegante en cualquier tipo de baño. Está disponible en acabado cromado brillante.
 
El sifón empotrado Geberit permite ganar espacio debajo de la pila del lavabo. Este espacio se puede aprovechar para, por ejemplo, crear estantes donde guardar toallas o empotrar un armario. Del mismo modo, responde a las necesidades de personas con movilidad reducida que se desplazan en silla de ruedas. Lo que queda a la vista del sifón antiolores es la tapa de diseño, que cubre la entrada al sifón empotrado y puede retirarse de forma sencilla para realizar los trabajos de mantenimiento.
 
El sifón ahorra espacio retrasa la curva del cierre hidráulico dejando más espacio libre debajo del lavabo. Es el modelo clásico y la solución más económica cuando se trata del desagüe de lavabos. Está disponible en dos acabados: cromado brillante y blanco alpino.

Motor de Ventas